Jerarquía de Valores

Los valores nos definen, no por su significado,

sino por nuestra manera de alcanzarlos.


Daniel Vargas.

LA PIEDRA El distraído tropezó con ella. El violento la utilizó para lastimar. El emprendedor construyó con ella. El campesino cansado la utilizó como asiento. Para los niños, fue un juguete. David mató a Goliat y Miguel Ángel realizó la más bella escultura.

En todos los casos, la diferencia no estuvo en la piedra, sino en el hombre. No existe piedra en tu camino que no puedas aprovechar para tu propio crecimiento. Quiero iniciar con este texto anónimo, ya que me gusta mucho el significado que tiene.

Podríamos ver la piedra como un problema, una Los valores nos definen, no por su significado, sino por nuestra manera de alcanzarlos. Daniel Vargas. creencia, una crisis, etc. Cada persona lo ve o lo toma de una manera distinta.

En lo personal, la piedra también podría ser un valor, ya que el verdadero significado de un valor no es el fin de este, sino su procedimiento de verificación, o sea lo que se hace para conseguirlo, su proceso, acciones, palabras, comportamientos, etc. Para explicar lo anterior de una manera más clara, dos personas (A y B) pueden tener en su jerarquía de valores el mismo valor, pongamos como ejemplo el valor del respeto.

El procedimiento de verificación de la persona A para lograr conseguir este valor, puede ser por medio de la violencia y la dictadura emocional; mientras que la persona B busque lograr este mismo valor por medio del liderazgo y la compasión. Su valor es el mismo, pero su manera de lograrlo es muy diferente.

Otro ejemplo, dos personas (A y B) podrían tener en su jerarquía el valor del dinero.

La persona A busca satisfacer este valor trabajando arduamente para ganar la cantidad de dinero que lo haga sentir bien.

Por otro lado, la persona B podría satisfacer este mismo valor robando. Su valor es el mismo, pero su procedimiento de verificación es otro.

Nuestros valores pueden ser enseñados por nuestros padres, en la escuela, tradiciones, etc; pueden ser aprendidos por experiencias propias o de gente cercana; también pueden ser adoptados de la gente que nos rodea o nos relacionamos. En cualquiera de los casos, podemos cambiarlos o redefinirlos.

Es de suma importancia saber cuál es nuestra jerarquía de valores en todos los ámbitos de nuestra vida, trabajo, ejercicio y alimentación, relaciones, familia, y demás. Por lo menos, debemos conocer los tres valores más importantes para nosotros en cada aspecto, sabiendo que estas jerarquías pueden variar de un ámbito a otro.

Es importante conocer con exactitud nuestras jerarquías de valores, así de esta manera podríamos saber si el proceso de verificación de un valor no entra en conflicto con otro de nuestros valores.

Por ejemplo, si uno de sus valores más importante es la familia, y aprecia el verdadero tiempo de calidad; teniendo por otro lado, el valores del dinero, por lo que debe tener horarios de trabajo extensos, trabajar toda la semana y salir tarde de la oficina.

El procedimiento de verificación de un valor entra en conflicto con el otro, y esto de seguro llegará a ocasionar sentimientos no deseados. Dicho lo anterior, es importante conocer nuestra jerarquía de valores y su respectivo procedimiento para lograr tener una visión más clara de lo que realmente nos hace felices y nos hace sentir plenos. Muchos de los conflictos que tenemos en nuestra vida son conflictos entre valores. ¿Cómo podemos saber cuál es nuestra jerarquía de valores? Debemos separar cada ámbito de nuestra vida, trabajo, familia, relación, etc.

Por ejemplo, si queremos saber nuestra jerarquía en el trabajo, nos preguntaremos… ¿Qué es lo más importante para mí en el trabajo?. Una posible respuesta podría ser: 

Por lo que la siguiente pregunta sería…¿Por qué es importante para mí el dinero?. Una posible respuesta podría ser:.

Y entonces nosotros seguiremos preguntándonos ¿Por qué es importante sentirnos seguros económicamente y hacer lo que nos hace felices?, y la respuesta <>. Así podemos seguir por medio de la repetición de la pregunta ¿Qué es lo más importante…?, y así empezaremos a definir nuestra lista de valores. Luego, para entender con claridad cuál es nuestra jerarquía, debemos tomar la lista de conceptos y compararlos entre sí. ¿Qué es más importante para mí, el dinero o la seguridad?.

Supongamos que la respuesta fue el dinero, por lo tanto, la siguiente pregunta sería, ¿ Qué es más importante para mí, el dinero o hacer las cosas que me hacen feliz?, la respuesta podría ser la felicidad.

Por último, en este caso, preguntaremos, ¿Qué es más importante para mí, la felicidad o la libertad?.

La posible respuesta podría ser la felicidad. En este caso nuestro valor más importante sería la felicidad, y para seguir buscando los otros valores volvemos a preguntarnos ¿Qué es más importante el dinero o la libertad?. Comparamos con libertad por que ya sabemos que el dinero es más importante que la seguridad según las preguntas que hicimos, por lo tanto no hace falta volver hacer la pregunta.

La posible respuesta sería la libertad, así logramos dar con nuestro segundo valor, de una vez encontramos el tercer valor por las preguntas que ya habíamos realizado. En este ejemplo la jerarquía de valores sería:

1- Felicidad. 2- Libertad 3- Dinero 4- Seguridad Definir nuestra jerarquía de valores es una herramienta muy útil.

Tómense el tiempo para realizarla y encontrar qué es lo que realmente están buscando en todos los ámbitos de sus vidas. El proceso podría no ser fácil, pero si lo logran realizar de manera eficiente, esto les dará claridad de lo que verdaderamente desean.

Como dice Tony Robbins: Los valores correctamente utilizados tienen el poder supremo de cambiar nuestro comportamiento.

Abrir chat